Blog del Rector

bolgdelrector

 

 

 

 

 

Curricularización de la Extensión, Espacios de Formación Integral y Convocatorias Concursables 2009-2013

 

El título de este Informativo es el de un informe del Pro Rector de Extensión que comienza diciendo: “Desde el año 2007 se han procesado una serie de transformaciones en la Universidad de la República enmarcadas en la llamada Segunda Reforma Universitaria. En lo referido a la extensión universitaria estas transformaciones estuvieron orientadas a la curricularización de la extensión y la promoción conjunta de las funciones universitarias, la articulación de disciplinas y el diálogo de saberes entre el conocimiento académico y los saberes populares”.

Estas son cuestiones fundamentales para la transformación de la Udelar así como para su contribución al desarrollo productivo y social. El informe muestra que, en esta etapa, se han afirmado cuatro cimientos importantes para respaldar el avance futuro de la extensión universitaria.

En primer lugar, las actividades vinculadas se han expandido considerablemente. Antes de 2007 existían Unidades de Extensión en cuatro servicios universitarios. Citando siempre el mencionado informe, “actualmente son 27 las Unidades, abarcando a todos los servicios universitarios y sedes del interior del país”, las cuales trabajan conjuntamente en la Red de Extensión. Las Convocatorias Concursables llevaron a respaldar 12 proyectos de Desarrollo de la Extensión Universitaria en 2009, 11 proyectos de Desarrollo de los Espacios de Formación Integral en 2010, 15 proyectos de Fortalecimiento de Trayectorias Integrales en 2013, 157 proyectos Estudiantiles de Extensión Universitaria entre 2009 y 2013, 20 proyectos de Sistematización de Experiencias de Extensión entre 2011 y 2013, y 496 proyectos de Actividades en el Medio entre 2009 y 2013.

En segundo lugar, se resolvió a fines de 2009 impulsar la curricularización de la extensión, apuntando a su inclusión en todos los Planes de Estudio, de acuerdo a los criterios establecidos en la Ordenanza de Estudios de Grado y otros Programas de Formación Terciaria. “La actualización y la modificación de los Planes de Estudio ha sido la oportunidad para la curricularización de la extensión y las actividades en el medio, contribuyendo a su reconocimiento en el proceso formativo de los estudiantes”.

En tercer lugar se crearon los Espacios de Formación Integral (EFI), como “una de las estrategias para avanzar hacia la renovación de la enseñanza y la curricularización de la extensión”. El informe glosado da cuenta de los EFI en funciones de 2010 a 2013; en el año en curso son 149, involucrando a 8634 estudiantes y a 769 docentes. Con vocación autocrítica –que nuestra Universidad siempre debe cultivar– el mismo informe anota que no se ha logrado avanzar sistemáticamente en otra iniciativa aún más ambiciosa, los llamados Itinerarios de Formación Integral. No es de extrañar, pues la integralidad es cuestión tan difícil como fundamental: “La noción de integralidad ha sido uno de los ejes centrales del proceso de la Segunda Reforma Universitaria en la Universidad de la República, entendida como una clave para renovar la enseñanza, incorporar curricularmente a la extensión y aproximar la investigación a estas otras dos funciones de la Universidad”.

En cuarto lugar, se ha expandido notablemente el conjunto de labores de colaboración con los más diversos actores sociales que se cultivan en el marco de la extensión universitaria. Ello es clave para una institución que busca combinar calidad académica y compromiso social. Es, en particular, muy relevante para involucrar a muchos estudiantes en tareas de extensión, lo que ofrece oportunidades riquísimas para mejorar tanto su preparación especializada como su formación ética.

Los cuatro avances reseñados, junto con la expansión de las actividades de extensión en los diversos servicios universitarios –evidenciada por ejemplo en las Memorias anuales de la Udelar– hacen posible que durante esta década, las actividades de colaboración con la sociedad lleguen a ser habituales en gran parte de la oferta educativa de la institución. En tal caso, formaremos mejor a nuestros estudiantes y contribuiremos más todavía que hoy al desarrollo integral del Uruguay.

 

 

Por más información Informativo del Rectorado No. 296

Deja una respuesta